Teresa Perales: la sonrisa de una sirena

Esta zaragozana es la reina de la natación: es una de las deportistas paralímpicas con más medallas.

Teresa Perales: la sonrisa de una sirena
  • Mail
  • Facebook
  • Twitter
  • WhatsApp
18 de septiembre de 2015
Teresa Perales: la sonrisa de una sirena
ver galería »

Un palmarés que tiende a infinito no lo es todo en la vida de un deportista de élite. Detrás de cada medalla hay una historia; también la hay detrás de quien queda en cuarta posición, incluso en la última. La de Teresa Perales (Zaragoza, 1975) se encuentra entre las primeras: 22 preseas paralímpicas, 17 en mundiales y 29 en campeonatos europeos. Pero, ¿qué hay detrás de cada una de ellas? Superación, lucha y una sonrisa de oreja a oreja.

Teresa perdió la movilidad de sus piernas con tan sólo 19 años debido a una neuropatía. Un revés que lejos de dejarla K.O. sirvió de impulso para una nueva vida. La silla de ruedas no resultó ser una condena, fue una nueva perspectiva de vida, un nuevo punto en el que apoyarse y crecer como persona. Así es como se metió en una piscina (con un chaleco salvavidas la primera vez) para iniciar un recorrido descomunal. Fue su primer entrenador, Ramiro Duce, el que vio el increíble potencial de Teresa, el que la animó a competir. Y Ángel Santamaría quien llevó sus límites hasta metas que parecían imposibles. La mezcolanza perfecta.

Un punto de inflexión. “Hasta entonces nunca se me había ocurrido meterme en la piscina y desplazarme nadando. ¡Lo hacía chapoteando o andando!”, ha llegado a confesar la deportista maña. ¿Quién lo iba a creer viéndola ahora siendo una de las mejores nadadoras paralímpicas? Todo por sus ganas de vivir.

Su camino hubiera sido otro distinto de no haber sufrido dicha enfermedad. Su idea era la de haber estudiado Medicina y haberse “perdido por África ayudando a la gente”. Algo que dice mucho de su carácter. Ese espíritu de auxilio a los demás no se ha evaporado. Actualmente, mientras se prepara para Río 2016, ejerce también de coach personal y deportivo. Es también diplomada en Fisioterapia, aunque no ejerce.

Expresiones como “fuerza del cambio” o “fuerza de la actitud positiva” son pilares básicos en para transmitir la necesidad de salir adelante. Ahora es ella quien lo expone, pero hubo un día en el que su mente tuvo que decidir y apostar por la motivación, por la superación. En definitiva, por ella y, en consecuencia, por todos nosotros.

En cualquier caso, no sólo se debe aprender del sacrificio de Teresa, también de las palabras que salen desde su boca vestidas con una sonrisa eterna: ¡Lo mejor de tocar fondo es que siempre puedes rebotar!. Y ella rebotó para no volver a caer. No cambia su vida por otra sin silla de ruedas. Valores y fortaleza que resultan todo un ejemplo en Universo Mujer 2018. ¡Gracias por tanto, sirena!

Si te ha gustado, dale a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *